...desde 1998

Centro de genética molecular y diagnóstico de enfermedades raras

Variantes genéticas en el genotipo fetal influyen en el riesgo de Preeclampsia

Cumplimos 20 años de retos y avances increíbles, esto no habría sido posible sin la ayuda de todos los que creyeron en nosotros, a todos vosotros, ¡gracias!

Mié, 05/09/2018 - 17:04 -- Genetaq
La preeclampsia, que afecta aproximadamente al 5% de los embarazos, es la principal causa de muerte materna y perinatal. Una complicación del embarazo que hace que la presión arterial de la madre aumente, a menudo fatalmente y que se cree que es causada por el desarrollo anormal de la placenta. Las causas de la preeclampsia siguen sin estar claras, pero hay evidencia de susceptibilidad hereditaria.
 

Los estudios de asociación de variantes en genoma completo (GWAS) no han identificado hasta el momento variantes en los genotipos maternos asociados con el riesgo de preeclampsia, y que hayan podido ser replicados en conjuntos de datos independientes. Sin embargo, recientemente se publican diversos estudios GWAS considerando el genotipo de los descendientes de estas gestaciones, abriendo una nueva hipótesis sobre como el genotipo fetal puede intervenir en el riesgo de preeclampsia.

 

Hace ya un año, un estudio en la  Universidad de Nottingham reveló, mediante el primer GWAS del genotipo fetal en embarazos preeclampsicos, el descubrimiento de un primer locus de susceptibilidad significativa (rs4769613; P = 5.4 × 10-11). Este locus está cerca del gen FLT1 que codifica la tirosina quinasa 1 similar a Fms, proporcionando soporte biológico, ya que una isoforma placentaria de esta proteína (sFlt-1) está directamente implicada en la preeclampsia.

 

Por otro lado, un estudio reciente, señala a variantes genéticas en la apolipoproteína L1 (APOL1) en el genotipo fetal como un locus de susceptibilidad para el desarrollo de preeclampsia, al menos en población africana. Las variantes genéticas en este locus están asociadas con aumento del riesgo de enfermedad renal en población africana. Aunque la condición afecta a las mujeres en todo el mundo, en las mujeres africanas es más común y especialmente grave. APOL1 se expresa en la placenta humana y los ratones transgénicos que expresan APOL1 desarrollan preeclampsia. Esta investigación se desarrolla en el Einstein Montefiore Center (EMC) Affiliated Hospitals, y el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee (UTHSC), mediante el estudio del genotipo fetal en APOL1 para 121 y 93 embarazos, respectivamente, en mujeres de ascendencia africana con preeclampsia, más una serie de 793 controles.

 

En este estudio solo los genotipos fetales APOL1 de alto riesgo se asociaron con el riesgo de preeclampsia, con odds-ratios de 1,84 (IC del 95%: 1,11; 2,93) y 1,92 (IC del 95%: 1,05; 3,49) respectivamente para cada serie de datos (EMC y UTHSC), además de con una relación sflt-1 / PIGF (placental growth factor), más alta al nacer (p = 0,04). Cabe señalar que el genotipo APOL1 materno de alto riesgo no se asoció con preeclampsia. Este estudio sugiere que el genotipo fetal APOL1 modifica el riesgo de preeclampsia, probablemente al afectar adversamente la función placentaria.

 

Las nuevas asociaciones de variantes genéticas de riesgo en los genotipos fetales abren una nueva ventana a la investigación en muchas patologías con posible desarrollo materno-fetal. Aun son necesarias más investigaciones para evaluar si es posible utilizar el estudio de estas variantes como pruebas genéticas que permitan predecir la preeclampsia y mejorar los resultados del embarazo.

 

 

Investigación original:

  1. McGinnis R, et al. Variants in the fetal genome near FLT1 are associated with risk of preeclampsia. Nat Genet. 2017 Jun 19. doi: http://dx.doi.org/10.1038/ng.3895

  2. Reidy K, et al. Fetal—not Maternal—APOL1 Genotype Associated with Risk for Preeclampsia in Those with African Ancestry. AJHG 2018 Aug 30. doi: https://doi.org/10.1016/j.ajhg.2018.08.002